A A A
 

EP-275-20

Visitar
Fecha:
Sábado, 13 de Junio de 2020
País:
Honduras
Corte:
Corte Suprema: Tribunal/Corte Constitucional
Resumen:
Se interpuso Recurso de Exhibición Personal contra actuaciones los directores de los centros penales respectivos, por considerar la peticionaria: “que los agraviados por sus condiciones inmunológicas están en riesgo inminente su salud y vida ante la pandemia del COVID-19.
Resultado:
1) declarar ha lugar la garantía de hábeas corpus correctiva colectiva interpuesta por la OLGA MARINA CASTRO a favor de los reclusos de los Centros Penitenciarios de Yoro, El Progreso, ambos en el departamento de Yoro y Puerto Cortes, Departamento de Cortés por comprenderle a los privados de libertad lo señalado en el artículo 13 de la Ley Sobre Justicia Constitucional; 2) Que las autoridades penitencias procedan a proporcionar o permitir la entrada de los medicamentos, a limentación de dieta e insumos de higiene personal como medida de prevención, que requieren los privados de libertad, siguiendo los protocolos de seguridad para entrega, que aseguren el orden y seguridad interna de la prisión a fin de darle cumplimiento a las obligaciones del Estado contempladas en la ley. Y MANDA: Que una vez notificada y firmé la presente sentencia se archiven las diligencias
Fuentes(s) Citada(s):
Corte IDH
Tipo de cita:
Mención de la Corte IDH sin citar sentencia concreta
Número de veces que se cita la Corte IDH:
1
Número de veces que se cita la CADH:
3
Artículos que se mencionan:
1.0,2.0,5.0,7.0,8.0,25.0
1234
Cita
Fuente:
Corte IDH
Tipo de cita:
Apropiación o aplicación de un argumento o un concepto desarrollado por la Corte IDH
Pais demandado:
Qué se cita en la sentencia:
Jurisprudencia de la corte IDH sin mencionar artículo de la CADH
Complejidad:
Adopción de una interpretación de la CADH realizada en una sentencia de la Corte IDH

Texto de la cita

Que la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha señalado, que las personas privadas de libertad tendrán derecho a la salud, entendida como el disfrute del más alto nivel posible de bienestar físico, mental y social, que incluye, entre otros, la atención médica, psiquiátrica y odontológica adecuada; la disponibilidad permanente de personal médico idóneo e imparcial; el acceso a tratamiento y medicamentos apropiados y gratuitos; la implementación de programas de educación y promoción en salud, inmunización, prevención y tratamiento de enfermedades infecciosas, endémicas y de otra índole; y las medidas especiales para satisfacer las necesidades particulares de salud de las personas privadas de libertad pertenecientes a grupos vulnerables o de alto riesgo, tales como: las personas adultas mayores, las mujeres, los niños y las niñas, las personas con discapacidad, las personas portadoras del VIH-SIDA, tuberculosis, y las personas con enfermedades en fase terminal. El tratamiento deberá basarse en principios científicos y aplicar las mejores prácticas.

Publicada en 13 de Junio, 2020 por de Honduras